Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Abogados contratos civiles

¿Qué es un contrato civil?

Un contrato civil es un negocio jurídico entre dos o más partes por el que se crean, modifican o extinguen obligaciones.

Artículo 1254 del Código Civil

El contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio.

 

Elementos del contrato:

Son requisitos esenciales a todo contrato, los siguientes:

       - Consentimiento de los contratantes:

Los contratos exigen que la voluntad de las partes para celebrarlo se emita libre y conscientemente. El consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo es nulo.

       - Objeto:

Un contrato implica cosas o servicios que las partes se obligan a dar o prestar. El objeto del contrato debe ser real, lícito, determinado o determinable, pueden ser objeto del contrato todas las cosas que no estén fuera del comercio aun las futuras.

      - Causa de la obligación:

La causa es la prestación o promesa de una cosa o servicio por la otra parte, Los contratos sin causa o con causa ilícita no producen efecto alguno.

Capacidad de las partes:

Las partes que intervienen en un contrato deben tener capacidad de obrar, capacidad que tienen todas las personas que no tengan excluida o limitada su capacidad para contratar.

Por tanto, tienen capacidad para contratar todas las personas físicas o jurídicas a las que la ley no declare incapaces para ello.

- Incapaces para contratar:

En principio, no pueden celebrar ningún contrato las personas que carecen de capacidad de obrar patrimonial inter vivos como son los siguientes:

  • Los menores no emancipados
  • Los incapacitados por sentencia judicial

- Capaces limitadamente:

Pueden tener capacidad para contratar por sí solos en un sector determinado los menores emancipados o que vivan con independencia de sus padres y también los pródigos en el ámbito de la capacidad que les haya dejado la sentencia de incapacidad

Clasificación de los contratos

Existen varios tipos de contratos en función de sus diferentes aspectos. Algunos de los tipos más importantes son:

1. Contratos onerosos o gratuitos, según si existen beneficios para ambas partes o solo para una de ellas.

2. Contratos unilaterales o bilaterales, en función de si el contrato genera obligaciones para una sola de las partes que intervienen en el contrato o para ambas partes.

3. Contratos típicos o atípicos, dependiendo de si se encuentran regulados en la ley o no.

4. Contratos principales o accesorios, en función de si dependen de otro contrato para existir o no. Los contratos accesorios se conocen también como contratos de garantías.

5. Contratos consensuales o reales, en función de si el contrato se perfecciona con el mero consentimiento de los contratantes o si requieren también la entrega de una cosa.

6. Contratos conmutativos o aleatorios, según si las partes al celebrarlos asumen o no riesgo de perdida o ganancia.

7. Contratos instantáneos o de tracto sucesivo, en función de si el cumplimiento del contrato se lleva a cabo en un solo momento determinado o bien se realiza en un periodo de plazo determinado.

8. Contratos por negociación o por adhesión, dependiendo de si las cláusulas incluidas en el contrato se han negociado por ambas partes o han sido preestablecidas por una sola de las artes sin posibilidad de modificación.

Tipos de contratos

Alguno de los tipos de contratos más frecuentes son los siguientes:

Contratos de compraventa,
Contratos de donación
Contrato de mandato
Contrato de permuta
Contrato de arrendamiento
Contrato de arras
Contrato de préstamo
Contrato de capitulaciones matrimoniales

Consúltenos antes de celebrar un contrato. En estos casos, es importante asesorarse antes de la firma de un contrato.

Nuestros abogados se encargarán de redactar o revisar sus contratos civiles antes de firmarlos.

¿En qué podemos ayudarle?

Consulte con nuestros Abogados Madrid.

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados