Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Delito impago pensión alimentos

delito impago alimentos

El Código Penal regula dentro de la sección tercera del Capitulo III del Titulo XII del Libro II, bajo la rubrica “Del abandono de familia, menores o personas con discapacidad necesitadas de espacial protección”, el delito de impago de pensión de alimentos.

Concretamente, el delito de impago de pensión de alimentos se contempla en el artículo 227 del Código Penal que señala: “1. El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses”.

Por tanto, para que pueda cometerse el delito de impago de alimentos deben darse los siguientes requisitos mínimos:

.- Que exista una sentencia o resolución judicial que obligue a uno de los progenitores al pago de la pensión de alimentos en favor de sus hijos

.- Que el obligado al pago de los alimentos deje de pagarla durante 2 meses consecutivos o 4 meses no consecutivos

.- Que el obligado al pago tenga conocimiento de la sentencia dictada por la que se le obliga al pago de la pensión y que, a pesar de ello, incumpla voluntariamente su obligación

La pena que lleva aparejada el delito de impago de alimentos es:

.- Pena de prisión de 3 meses a un año

.- Pena de multa de 6 a 24 meses

El delito puede castigarse bien con la pena de prisión o con la pena de multa. Asimismo, la condena por el delito de impago de pensión conllevará siempre la condena al pago de las cantidades debidas y no abonadas en concepto de pensión de alimentos, salvo que el denunciante haga reserva de acciones civiles para reclamar dicha cuantía en un procedimiento civil posterior.

Asimismo, cabe destacar que como requisito de procedibilidad el código Penal recoge en su articulo 228 que los delitos de impago de pensión sólo serán perseguibles previa denuncia de la persona agraviada o de su representante legal, también puede denunciar el Ministerio Fiscal cuando la persona agraviada sea menor de edad, persona con discapacidad necesitada de especial protección o una persona desvalida.

Asimismo, cabe destacar que conforme vienen estableciendo los Juzgados y Tribunales en numerosas sentencias tanto de los Juzgados de lo Penal como de las Audiencias Provinciales, el impago de la pensión de alimentos no es constitutivo de delito si el investigado o acusado (dependiendo del momento procesal en que se encuentre) puede acreditar que el impago de la pensión se ha producido por carecer de ingresos o bienes con los que hacer frente a la misma.

Por tanto, el obligado al pago de la pensión podría ser absuelto o, incluso, se podría archivar el procedimiento penal iniciado en su contra, si éste acredita que no tiene capacidad económica con la que hacer frente al pago de la pensión y siendo ese el único motivo del impago.

En cualquier caso, el hecho de que pueda acreditarse que el impago de la pensión se debe, exclusivamente, al hecho de no contar con ingresos y, por tanto, los hechos no sean constitutivos de delito, no exime del pago de la prestación a la que viene obligado que siempre puede ser reclamadas en vía civil cuando los hechos no sean constitutivos de delito.

Por tanto, lo recomendable, siempre que no se pueda hacer frente al pago de la pensión de alimentos fijada en Sentencia derivada de un procedimiento de separación, divorcio o medidas paternofiliales, es iniciar un procedimiento de modificación de medidas en vía civil para, en su caso, poder reducir la cuantía de la pensión estipulada.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúltenos sin compromiso. Respuesta en 24/48 horas

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados