Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Delito de receptación

delito receptacion

El Código Penal contempla en los artículos 298 a 300, dentro del capítulo XIV, bajo la rúbrica “De la receptación y el blanqueo de capitales”, del Título XIII, del Libro II, el delito de receptación.

¿Qué es el delito de receptación?

Se entiende que comete el delito de receptación la persona que, no habiendo tenido participación, ni como cómplice, ni como autor, en un delito contra el patrimonio o contra el orden socioeconómico (como el delito de hurto, robo, apropiación indebida, estafa, …) ayude a los responsables de estos delitos a aprovecharse de sus efectos o reciba, adquiera u oculte dichos efectos.

Requisitos del delito de receptación

Para que pueda condenarse por este delito deben darse los siguientes requisitos:

1)Concurrencia de dolo

2)Ánimo de lucro

3)Tener conocimiento cierto de la comisión del delito contra el patrimonio

4)No ser ni autor, ni cómplice del delito precedente

5)Ayudar a los responsables a aprovecharse de los efectos del delito, recibirlos u ocultarlos. 

Tipo básico

El tipo básico se encuentra regulado en el artículo 298.1 del Código Penal que señala que: “1. El que, con ánimo de lucro y con conocimiento de la comisión de un delito contra el patrimonio o el orden socioeconómico, en el que no haya intervenido ni como autor ni como cómplice, ayude a los responsables a aprovecharse de los efectos del mismo, o reciba, adquiera u oculte tales efectos, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años”

El tipo básico del delito de receptación se castiga, por tanto, con la pena de seis meses a dos años de prisión.

Agravaciones del delito de receptación

 1) Subtipo agravado de artículo 298.1 del Código Penal:

El artículo 298.1 prevé la pena de prisión de uno a tres años cuando concurran los siguientes supuestos:

 a) “Cuando se trate de cosas de valor artístico, histórico, cultural o científico.

 b) Cuando se trate de cosas de primera necesidad, conducciones, cableado, equipos o componentes de infraestructuras de suministro eléctrico o de servicios de telecomunicaciones, o de otras cosas destinadas a la prestación de servicios de interés general, productos agrarios o ganaderos o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención.

 c) Cuando los hechos revistan especial gravedad, en atención al valor de los efectos o a los perjuicios ocasionados”.

2) Tipo cualificado del artículo 298.2 del Código Penal:

El apartado segundo del artículo 298 recoge un tipo cualificado cuya justificación es que el autor de la receptación adquiera u oculte los efectos del delito para destinarlos al comercio ilícito posterior. En estos casos, se impondrá la pena contemplada en el artículo 298.1 en su mitad superior.

Si, además, para cometer la modalidad agravada se utiliza un local comercial o industrial se impondrá también la pena de multa de 12 a 24 meses, pudiendo imponerse, en estos casos, la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión o industria, así como la clausura temporal o definitiva del local.

Artículo 298 apartado segundo

“2. Estas penas se impondrán en su mitad superior a quien reciba, adquiera u oculte los efectos del delito para traficar con ellos. Si el tráfico se realizase utilizando un establecimiento o local comercial o industrial, se impondrá, además, la pena de multa de doce a veinticuatro meses. En estos casos los jueces o tribunales, atendiendo a la gravedad del hecho y a las circunstancias personales del delincuente, podrán imponer también a éste la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión o industria, por tiempo de dos a cinco años y acordar la medida de clausura temporal o definitiva del establecimiento o local. Si la clausura fuese temporal, su duración no podrá exceder de cinco años”.

El código Penal establece que no puede imponerse al autor del delito de receptación una pena privativa de libertad superior a la pena señalada para el delito contra el orden patrimonial del que procedan los bienes objeto de la receptación.

Si el delito contra el orden patrimonial no estuviera castigado con pena de prisión, la pena privativa de libertad correspondiente al receptor será sustituida por pena de multa de 12 a 24 meses, salvo que el delito encubierto tenga señalada una pena igual o inferior a la de multa, en cuyo caso se impondrá ésta en su mitad inferior.

Consumación del delito

Para que se entienda consumado el delito de receptación es suficiente con que el sujeto activo tenga disponibilidad sobre los efectos del delito, no siendo necesario que llegue a lucrarse efectivamente de ellos, bastando, por tanto, un aprovechamiento potencial de los efectos del mismo.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúlte con nuestros Abogados Madrid.

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados