Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Libertad Condicional: Todo lo que debes saber

libertad condicional

La libertad condicional la concede el Juez pertinente que lleva el procedimiento de vigilancia penitenciaria. Normalmente se acuerda una suspensión de la ejecución de la condena. Para la activación de la libertad condicional se deben de dar una serie de circunstancias relacionadas con el comportamiento del penado, los antecedentes y el análisis de cómo se cometió el delito.

Es importante destacar que la libertad condicional no será computada con el cumplimiento de la condena. También si se detectan señales de no haber abandonado la actividad delictiva, no se concederá dicha condición. Además, si existe una responsabilidad civil donde surja la necesidad de indemnizar al perjudicado, tampoco se concederá este permiso si no se ha cumplido dicha indemnización.

Tipos de Libertad Condicional: ¿En qué consisten?

Es un permiso que se concede a una persona que ha quedado privada de su libertad, a través del ingreso en prisión. Normalmente el comportamiento favorable dentro de la cárcel hace reducir la pena. Aunque es cierto que debe haber cumplido una determinada parte de la pena.

Existen tres requisitos fundamentales para la obtención de la libertad condicional. Entre ellos destacamos: cumplir con tres cuartas partes de la pena impuesta, obtener el tercer grado y observar una buena conducta.

La libertad condicional se venía entendiendo como un beneficio penitenciario aplicable a los condenados a penas de prisión que reunían ciertos requisitos y que se les concede en la última etapa de su cumplimiento; digamos que se estimaba como una dulcificación de la condena en su fase final.

Libertad Condicional Ordinaria

Es el primer tipo de libertad condicional que contempla el código penal. Los internos suelen optar por este tipo de libertad condicional. Los requisitos que se necesitan para optar por este tipo de libertad condicional son:
● Obtención del tercer grado.
● Cumplimiento de las tres cuartas partes de la condena.
● Observar buena conducta.
● Cumplir el art.72 de la ley orgánica general penitenciaria.

Libertad Condicional Avanzada

Se ejecuta al observar algo más que una buena conducta, se necesita el cumplimiento de dos terceras partes de la condena. Actividades culturales, laborales u ocupacionales ayudan a tomar una decisión favorable.

Libertad Condicional Básica

La libertad condicional básica tiene un carácter general que se asemeja mucho a la explicada anteriormente en la libertad condicional ordinaria. Destacamos que en la prisión permanente revisable se exige el cumplimiento de 25 años de condena. La reinserción social es un pilar fundamental para ciertos tipos de condenados.

Otras Maneras de Obtener Libertad Condicional

Existen otras formas de obtener la libertad condicional derivadas de excepciones que permitan su ejecución. El juez es el encargado de determinar estos casos que con la ayuda de un perito penitenciario puede esclarecer si concede la libertad condicional o se la deniega. Muchas veces se puede provocar una enfermedad o la buena conducta del condenado para forzar la libertad condicional. Por este motivo, suelen tomarse estás decisiones con varios informes y observando diferentes variables.

Enfermedad Grave

La libertad condicional para septuagenarios y enfermos graves se apoya en los principios y derechos a la dignidad de las personas que tienen que predominar sobre cualquier otra consideración legal. Recordemos que la Constitución garantiza la dignidad de las personas y los derechos inviolables que le son inherentes (art. 10.1 Constitución española)

El enfermo muy grave con padecimientos incurables el único requisito del que se le dispensa para la suspensión de la ejecución del resto de la pena y la concesión de la libertad condicional es del cumplimiento del mínimo exigible (3/4, 2/3 o 1/2 de la condena), lo que supone que el penado deberá cumplir el resto de requisitos (3º grado, buena conducta, responsabilidad civil y pronóstico favorable)

Primera Condena y Buena Conducta

Se promueve la aplicación de la libertad condicional a penados cuyo rango de peligrosidad es, en principio, de menor entidad. Esta modalidad privilegiada, que es introducida por la reforma, requiere:
● Que se encuentren cumpliendo su primera condena de prisión y que esta no supere los tres años de duración.
● Que hayan extinguido la mitad de su condena.
● Que acredite el cumplimiento de los requisitos a que se refiere el 90.1 Código Penal(esto es los básicos de que se encuentre clasificado en tercer grado, que haya observado buena conducta, y que haya satisfecho la responsabilidad civil derivada del delito)

Abandono de actividades ilegales y colaboración con la autoridad

La libertad condicional requiere que el penado muestre signos inequívocos de haber abandonado los fines y los medios de la actividad terrorista y haya colaborado activamente con las autoridades, bien para impedir la producción de otros delitos por parte de la organización o grupo terrorista, bien para atenuar los efectos de su delito, bien para la identificación, captura y procesamiento de responsables de delitos terroristas.

Podrá acreditarse mediante una declaración expresa de repudio de sus actividades delictivas y de abandono de la violencia y una petición expresa de perdón a las víctimas de su delito, así como por los informes técnicos que acrediten que el preso está realmente desvinculado de la organización terrorista y del entorno y actividades de asociaciones y colectivos ilegales.

¿Se puede perder la Libertad Condicional?

Efectivamente, se puede perder la libertad condicional si el juez pertinente observa un cambio de las circunstancias que dieron lugar a la suspensión de la pena. Si existe un riesgo inminente de cometer el mismo delito o similar. También se suele privar de la libertad si se incumple alguno de los requerimientos que nos interponga el juez.

El derecho penitenciario actúa cuando ha surgido una sentencia desfavorable para el acusado. De esta manera, es importante que el acusado cuente con una buena defensa. Nuestros abogados penitenciarios en Madrid le ayudarán en la orientación y gestión de trámites. Su objetivo principal es defender los intereses del cliente y buscar los mejores beneficios penitenciarios.

Si necesita un abogado penal, nuestro despacho de abogados cuenta con una atención personalizada y constante de la evolución de su procedimiento, asesorando desde el inicio y buscando siempre la mejor defensa.

Solicite una cita presencial en nuestro despacho y le atenderemos para estudiar la viabilidad de su procedimiento

¿En qué podemos ayudarle?

Consulte con nuestros Abogados Madrid.

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados