Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

¿Qué hago si no puedo pagar la pensión de alimentos?

pago pension alimentos

Los procedimientos de separación, divorcio e, incluso, los procedimientos de regulación de medidas paterno-filiales -cuando los cónyuges no han estado casados- siempre que existan hijos menores de edad habidos en el matrimonio o en la pareja de hecho, conllevan pronunciamientos sobre la pensión de alimentos.

Dicha pensión de alimentos se establece siempre en favor de los hijos menores de edad, e incluso, se establece obligación de alimentos en favor de los hijos habidos en el vínculo matrimonial o afectivo que aún siendo mayores de edad no hayan alcanzado la independencia económica y ello siempre que no se establezca un régimen de custodia compartida, debiendo abonar la cantidad que se establezca en favor de los hijos, el progenitor no custodio.

Los criterios que se tienen en cuenta a la hora de determinar la cuantía de la pensión de alimentos son tanto las necesidades de los menores como la capacidad económica del obligado al pago de los alimentos.

En muchas ocasiones, dado el tiempo que transcurre desde que se fijan esas posibles pensiones de alimentos hasta que los hijos adquieren la independencia económica, pueden variar considerablemente las circunstancias que se tuvieron en cuenta a la hora de fijar la cuantía de la pensión, siendo necesario una revisión tanto al alza como a la baja de las cantidades fijadas como pensión de alimentos.

Habitualmente, lo más frecuente es que se produzca la necesidad de revisar dicha pensión con la finalidad de reducir la cuantía impuesta, es decir, una reducción a la baja de la pensión de alimentos, circunstancia que puede ocurrir cuando se da una disminución considerable de los ingresos del progenitor no custodio.

Cuando esto ocurre, es decir, cuando por circunstancias no buscadas por el progenitor obligado al pago, no le resulta posible hacer frente al abono de los alimentos, cabe iniciar un procedimiento de modificación de medidas.

Así, para iniciar ese procedimiento de modificación de medidas es preciso presentar ante el Juzgado de Primera Instancia competente, una demanda en el ordenamiento civil que deberá interponerse mediante la asistencia de Abogado y representado mediante un Procurador de los Tribunales.

No obstante, no es suficiente con que se produzca una reducción de los ingresos del progenitor no custodio para que automáticamente y sin mayor justificación pueda prosperar un procedimiento de modificación de medidas en el que se solicite la reducción de la pensión de alimentos fijada en un procedimiento anterior de separación, divorcio o medidas paterno-filiales.

De hecho, es preciso que tenga lugar un cambio de circunstancias objetivo, sustancial e imprevisible, debiendo cumplirse y acreditarse los siguientes requisitos:

- Que los hechos en los que se basa la modificación de medidas se hayan producido con posterioridad al dictado de la Sentencia de divorcio que fijó las medidas relativas a los hijos.

- Que la variación o cambio de circunstancias tengan la relevancia legal y entidad suficiente como para justificar la variación de la pensión de alimentos pretendida. El cambio de circunstancias debe tener un carácter de permanencia o, al menos, no obedecer a una situación de carácter transitorio.

- Que se trate de circunstancias sobrevenidas ajenas a la voluntad del progenitor que solicita la reducción de la pensión de alimentos.

En muchas ocasiones, el progenitor no custodio ante la imposibilidad de abonar la pensión de alimentos, simplemente deja de hacer frente al pago de las cantidades fijadas en Sentencia y decide no iniciar ningún procedimiento judicial, a veces por desconocimiento y otras veces por falta de tiempo o por mera dejadez, en la creencia de que dicho incumplimiento no le acarreará ninguna consecuencia legal.

Sin embargo, lo cierto es que tarde o temprano, dichos progenitores se suelen encontrar con la desagradable sorpresa de ver iniciado en su contra un procedimiento de ejecución de sentencia en vía civil ante ese impago o, incluso, en el peor de los casos, una denuncia por el delito de impago de pensión de alimentos.

No obstante, es preciso destacar que dado que el ordenamiento penal es la última ratio, es decir, la última vía legal a la que cabe acudir, antes de iniciarse un procedimiento penal ante un impago de pensión de alimentos debe iniciarse un procedimiento de ejecución de la Sentencia que impuso la obligación del pago de los alimentos en vía civil, no siendo constitutivos de delito, los casos en los que no se ha cumplido el pago de pensión de alimentos por carecer el alimentante de ingresos de ningún tipo, debe existir, por tanto, la voluntad de incumplir la obligación impuesta judicialmente.

Sin embargo, aunque existe una Jurisprudencia mayoritaria que establece los anteriores argumentos y, aunque éstos puedan servir para lograr un pronunciamiento favorable, lo cierto es que la denuncia puede interponerse e, incluso, puede llegar a iniciarse un procedimiento penal por delito de impago de alimentos.

Por ello, lo recomendable, en el caso de cumplirse los requisitos para ello, es iniciar un procedimiento de modificación de medidas a fin de reducir la pensión de alimentos fijada en Sentencia en proporción a la reducción de los ingresos que haya experimentado el progenitor no custodio y obligado al pago.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúltenos sin compromiso. Respuesta en 24/48 horas

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados