Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Los permisos penitenciarios de salida

permisos penitenciarios salida

Los permisos penitenciarios de salida tienen como finalidad conseguir la reeducación y la reinserción social de los internos en un centro penitenciario, ya que sirven para preparar la vida en libertad.

Los permisos de salida no son recompensas o premios por buen comportamiento del interno, sino que son un medio para preparar la vida en libertad del sujeto.

El artículo 25.2 de la Constitución española señala que: “Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados”.

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado en numerosas sentencias sobre los beneficios de los permisos de salida, entre otras, en la sentencia 112/1996, de 24 de junio indica que: “Todos los permisos cooperan potencialmente a la preparación de la vida en libertad del interno, pueden fortalecer los vínculos familiares, reducen las tensiones propias del internamiento y las consecuencias de la vida continuada en prisión que siempre conlleva el subsiguiente alejamiento de la realidad diaria. Constituyen un estímulo a la buena conducta, a la creación de un sentido de responsabilidad del interno y con ello al desarrollo de su personalidad. Le proporcionan información sobre el medio social en el que ha de integrarse e indican cual es la evolución del penado”.

Clases de permisos penitenciarios

Permisos ordinarios:

Son permisos encaminados a preparar la vida en libertad y se encuentran regulados en el artículo 47.2 de la Ley Orgánica General Penitenciaria (LOGP) y en el artículo 154 del Reglamento Penitenciario.


Pueden tener una duración máxima de siete días consecutivos con un total de 36 días al año para los internos clasificados en segundo grado de tratamiento y de 48 días al año para los clasificados en tercer grado.

Requisitos para la concesión de permisos ordinarios de salida

1) Estar clasificado en segundo o tercer grado de tratamiento
2) Haber cumplido la cuarta parte de la condena
3) No observar mala conducta
4) Informe del Equipo Técnico del centro penitenciario

No obstante, aunque se cumplan estos requisitos esto no implica una concesión automática del permiso de salida, dado que dependerá de los tribunales la concesión de estos.

Permisos extraordinarios:

Los permisos extraordinarios, a diferencia de los permisos ordinarios, pueden concederse a presos preventivos o que se encuentren en primer, segundo o tercer grado de tratamiento.

Los permisos de salida extraordinarios se encuentran regulados en el artículo 47 LOPG y en el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, que distingue dos tipos de permisos extraordinarios:

1) Motivos familiares o personales:

Son permisos extraordinarios de salida del centro penitenciario que se conceden de forma excepcional a los internos que lo soliciten por motivos que se encuentran tasados en el artículo 47.1 LOPG. Estos permisos pueden concederse a cualquier interno con independencia de su clasificación en el centro penitenciario.

En el caso de los internos clasificados en primer grado de tratamiento será preciso que lo autorice el Juez de Vigilancia Penitenciaria

Los motivos que pueden dar lugar a la concesión de estos permisos son los siguientes:

- Fallecimiento o enfermedad grave de familiares (padres, cónyuges, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con el interno)
- Alumbramiento de la esposa, puede aplicarse también a las parejas de hecho
- Otros importantes y comprobados motivos

2) Motivos sanitarios:

Podrán concederse permisos extraordinarios de salida a internos clasificados en segundo y tercer grado de hasta doce horas de duración para consulta ambulatoria extrapenitenciaria y de un máximo de dos días de duración para internos que deban ingresar en un hospital fuera del centro penitenciario, pudiendo ser prolongado este último permiso, previa autorización del Juez de Vigilancia.

Permisos de fin de semana:

Son permisos que frecuentemente se conceden a internos clasificados en tercer grado y están regulados en el artículo 87 del Reglamento Penitenciario.

Como norma general, los internos a los que se les concedan disfrutarán de permisos de salida de fin de semana, como máximo, desde las 16:00 horas del viernes hasta las 8:00 horas del lunes, según recoge el artículo 87 del Reglamento Penitenciario.

Si tiene que solicitar un permiso de salida o se lo han denegado sin causa justificada, no dude en contactar con Ruiz León Abogados, contamos con abogados especialistas en derecho penitenciario que velarán por sus intereses.

Si lo desea puede ampliar la información sobre los permisos penitenciarios de salida en nuestro artículo: Denegación de un permiso de salida.

¿En qué podemos ayudarle?

Consulte con nuestros Abogados Madrid.

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados