Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Procedimiento monitorio

Procedimiento monitorio

El procedimiento monitorio es un procedimiento especial que permite reclamar judicialmente una deuda dineraria de cualquier importe, de forma rápida y eficaz, siempre que las cantidades a reclamar sean líquidas, determinadas, vencidas y exigibles.

Sin embargo, para que pueda reclamarse una deuda mediante el procedimiento monitorio es necesario acreditar la existencia de dicha deuda de alguna de las siguientes maneras:

1) Mediante documentos que aparezcan firmado por el deudor o con su sello, marca o con cualquier señal física o electrónica.

2) Mediante facturas, albaranes, certificaciones, telegramas o cualquier otro documento que acredite habitualmente las deudas existentes entre el acreedor y el deudor.

También podrá acudirse al procedimiento monitorio, si se cumplen estos requisitos:

.- Cuando junto al documento en el que conste la deuda, se aporten documentos comerciales que acrediten una relación anterior duradera.

.- Cuando la deuda se acredite mediante certificaciones de impago de cantidades debidas en concepto de gastos comunes de Comunidades de propietarios de inmuebles urbanos.

El Juzgado competente para conocer del procedimiento monitorio con carácter general es el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del deudor o lugar de residencia del mismo.

Para presentar la petición inicial de procedimiento monitorio no es necesaria la intervención de Abogado, ni Procurador si la cuantía reclamada no excede de 2.000 euros, sin embargo, siempre será recomendable reclamar una deuda mediante la asistencia de un Abogado civilista especialista, incluso, aunque su intervención no sea preceptiva.

Una vez presentada la petición inicial de procedimiento monitorio y tras verificar que se cumplen los requisitos para ello, el Juzgado la admitirá a trámite, dando traslado al deudor para que en el plazo de veinte días hábiles pague o se oponga a la deuda. Si trascurrido el plazo señalado el deudor no paga, no comparece o no se opone a la deuda, el Letrado de la Administración de Justicia dictará decreto dando por terminado el proceso monitorio y se dará traslado al acreedor para que inste el despacho de ejecución.

Sin embargo, si el deudor se opone a la deuda, se dictará decreto teniendo por terminado el procedimiento monitorio y acordando seguir la tramitación mediante el procedimiento de juicio ordinario o juicio verbal en función de la cuantía de la deuda reclamada, siendo necesaria la intervención de Abogado y Procurador, al igual que en el procedimiento monitorio, si la cuantía excede de 2000 euros.

Finalmente, si una vez requerido el deudor, éste paga la deuda reclamada, se acordará el archivo de las actuaciones.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúltenos sin compromiso. Respuesta en 24/48 horas

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados