Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Quebrantamiento de condena o medida cautelar

quebrantamiento condena o medida cautelar

Quebrantamiento de condena o medida cautelar

El delito de quebrantamiento de condena o medida cautelar se encuentra contemplado en nuestro Código Penal en los artículos 468 a 471.

El bien jurídico que se protege con este delito es la Administración de Justicia y, concretamente, la efectividad y el acatamiento de las resoluciones que emanan de los Tribunales de Justicia en orden al cumplimiento de las penas impuestas.

Delito de quebrantamiento básico

El artículo 468 del Código Penal sanciona con pena de prisión de 6 meses a 1 año a los que quebranten su condena o medida de seguridad, prisión, medida cautelar, conducción o custodia siempre que estuvieran privados de libertad y con pena de multa de 12 a 24 meses cuando el quebrantamiento de la condena o medida cautelar se realice sin estar privado de libertad.

No obstante, el apartado segundo del artículo 468 fija la pena en prisión de seis meses a un año cuando se quebrante una pena de las contempladas en el artículo 48 del Código Penal (*) o una medida cautelar de la misma naturaleza impuesta en procesos criminales en los que el ofendido sea alguna de las personas a las que se refiere el art. 173.2 (1*).

•Requisitos del delito de quebrantamiento

Los requisitos que deben darse para considerar que concurre el delito de quebrantamiento de condena son los siguientes:

a)La existencia de una resolución judicial que impone la condena firme o la medida cautelar

b)El conocimiento de dicha medida y de su vigencia por el sujeto activo

c)El incumplimiento de la medida impuesta de forma consciente y voluntaria, es decir, la existencia en el acusado de un dolo o ánimo de quebrantar la medida.

Quebrantamiento por invalidar dispositivo técnico de control

También se considera delito de quebrantamiento de condena aquellos supuestos en los que el sujeto activo “inutilice o perturbe el funcionamiento normal de los dispositivos técnicos que hubieran sido dispuestos para controlar el cumplimiento de penas, medidas de seguridad o medidas cautelares, no los lleven consigo u omitan las medidas exigibles para mantener su correcto estado de funcionamiento” y se castiga con pena de multa de seis a doce meses de conformidad con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 468.

Quebrantamiento por fuga de recluso

En el artículo 469 del Código Penal se contempla un subtipo agravado del delito de quebrantamiento para aquellos casos en los que un condenado mediante sentencia firme y condenado a pena privativa de libertad se fugue del lugar en el que se encuentre recluido empleando para ello violencia o intimidación en las personas, fuerza en las cosas o tomando parte en motín y castiga dichos supuestos con penas de prisión de 6 meses de prisión a 4 años.

Particular que ayuda a un condenado a fugarse

El artículo 470 del Código Penal castiga al particular que ayude a un condenado, preso o detenido a fugarse del lugar en el que estuviera recluido o bien durante su conducción, castigando dicha conducta con pena de prisión de 6 meses a 1 año y multa de 12 a 24 meses.

Además, si la evasión se ejecuta empleando violencia o intimidación en las personas, fuerza en las cosas o soborno, la pena será de prisión de 6 meses a 4 años.

Sin embargo, si quien ayuda al condenado a evadir su condena es el cónyuge o persona de análoga relación, se castigará con la pena de multa de 3 a 6 meses.

Conductas realizadas con ayuda de funcionario público

Finalmente, el artículo 471 del Código Penal contempla la imposición de la pena superior en grado para aquellos casos en los que el culpable fuera un funcionario público encargado de la conducción o custodia de un condenado, preso o detenido y se impondrá, en cualquier caso, la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público, que se será de 6 a 10 años si el fugitivo estuviera condenado por sentencia ejecutoria y de 3 a 6 años en los demás casos.

 

 

(*) Artículo 48 del CP: “Las medidas contempladas en el artículo 48 del Código Penal a las que se refiere el artículo 468.2 son las siguientes: La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, la prohibición de aproximarse a la víctima del delito o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez y la prohibición de comunicarse con la víctima o con sus familiares”.

(1*) Personas del artículo 173.2 “(…) sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar”.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúlte con nuestros Abogados Madrid.

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados