Derecho Penal. Ruíz León Abogados en Madrid

Régimen de visitas

regimen de visitas

En los procedimientos de separación, en los de divorcio y también en los procedimientos de regulación de relaciones paternofiliales (procedimiento para regular las medidas a adoptar sobre los hijos menores en los casos de ruptura o cese de la convivencia de una pareja de hecho) en los que existan hijos menores en común es preciso adoptar una serie de medidas relativas a los niños que regularán las relaciones entre ambos progenitores con los mismos.

Una de las medidas más importantes que se acuerdan en dichos procedimientos es la atribución de la guarda y custodia de los hijos menores, pudiéndose acordar una guarda y custodia compartida o bien otorgarse la custodia a uno sólo de los cónyuges.

En el caso de que se atribuya el régimen de guarda y custodia a uno sólo de los progenitores es preciso establecer un régimen de visitas y comunicaciones en favor del otro progenitor al que no se le ha concedido la misma.

En los procedimientos de divorcio, separación y relaciones paternofiliales, rige el principio del interés superior del menor, por tanto, a la hora de adoptar cualquier medida que afecte a los menores se hará buscando siempre el interés, el beneficio y la protección de los mismos, siendo, en estos procedimientos, el Ministerio Fiscal quien velará por proteger el interés del menor por encima de los intereses y deseos particulares de cualquiera de los progenitores.

Por tanto, a la hora de determinar el régimen de visitas, aunque puedan tenerse en cuenta las necesidades del progenitor no custodio e incluso su horario laboral, dichas visitas y comunicaciones se fijarán siempre en atención a las necesidades del menor, debiendo fijarse el régimen de visitas y vacaciones lo más amplio posible a fin de favorecer la relación del hijo con ambos padres.

No obstante, para el caso de que exista desacuerdo entre ambos progenitores, se fijará un régimen de visitas y vacaciones mínimo, siendo el régimen más frecuente el siguiente:

1) Visitas entre semana: Suele establecerse un régimen de visitas entre semana, que puede corresponderse con una o dos tardes a la semana desde la salida del menor de la guardería, colegio o actividad extraescolar y hasta una hora que no altere su horario de descanso, por tanto, la hora prevista para las entregas de los menores no suele fijarse más tarde de las 20.00 ó 21.00 horas. No obstante, pueden establecerse más días de visita entre semana.

2) Visitas de fines de semana: Lo habitual es establecer un régimen de visitas de los menores durante los fines de semana estableciéndose con mayor frecuencia un régimen de fines de semana alternos cada quince días desde el viernes a la salida del colegio o actividad extraescolar del menor hasta el domingo por la tarde o el lunes a la hora de entrada en el colegio, incluyendo estas visitas, por tanto, la pernocta del hijo en el domicilio del progenitor no custodio.

Además, siempre que exista una festividad inmediatamente unida al fin de semana, se entiende incluida dicha festividad y se atribuye al progenitor al que le ha correspondido ese fin de semana.

3) Vacaciones: Asimismo, es preciso establecer un régimen de vacaciones a fin de regular entre los progenitores los períodos vacacionales de los menores.


Para distribuir dichos periodos se tiene en cuenta el periodo vacacional de los hijos, no de los progenitores y lo más frecuente es repartir la mitad de esos periodos entre ambos, habitualmente, los periodos vacacionales que se suelen distribuir por mitad son las vacaciones de Navidad, Semana Santa y verano.

En cualquier caso, el régimen de visitas y vacaciones que se estipule en sentencia es un régimen mínimo de cumplimiento, que debe cumplirse en caso de desacuerdo entre los progenitores, sin embargo, no existe ningún obstáculo, ni impedimento para que los progenitores de mutuo acuerdo puedan ampliarlo e, incluso, modificarlo en momentos puntuales siempre que exista un acuerdo entre ambos, extremo que no sólo es beneficioso para los hijos sino también para los propios progenitores.

De hecho, el régimen de visitas que se ha indicado es el que se ha venido aplicando y se sigue aplicando con más frecuencia en los Juzgados, sin embargo, no sólo no existe impedimento alguno para acordar un régimen de visitas y vacaciones más amplio, sino que, además, la tendencia actual es a ampliar este régimen cada vez más.

No debemos olvidar, que establecer y cumplir con el régimen de visitas no es sólo un derecho del progenitor no custodio, sino que también es una obligación del mismo respecto de sus hijos.

¿En qué podemos ayudarle?

Consúltenos sin compromiso. Respuesta en 24/48 horas

Contacte con nosotros
balanza justicia Ruiz Leon Abogados